El cojo y el ciego

¡¡Buenos días!! Compartimos hoy la fábula “El cojo y el ciego” que muchos ya conocéis, donde vemos la importancia de la amistad, la cooperación y la ayuda. Esa persona que tenemos al lado, que nos ayuda a avanzar, que nos orienta, que nos aconseja.. ¿tenéis a alguien  así al lado? pues poseéis el más valioso de los tesoros..

Fábula “El cojo y el ciego”:

Un cojo y un ciego iban paseando juntos cuando llegaron a la orilla de un río que tenían que cruzar. Ante esta dificultad se pararon y dijo el cojo al ciego:

– Aquí hay un cruce bastante bueno, pero no se si podré cruzarlo con mi única pierna.

– Yo lo pasaría si pudiese ver -contestó el ciego- pero me da miedo resbalar. ¿Qué podemos hacer?

– ¡Tengo una idea! -exclamó el cojo-. Nos ayudaremos mutuamente, tus piernas serán mi sostén y mi vista nuestra guía. De esta forma cruzaremos el río.

Dicho y hecho, el cojo se acomodó sobre los hombros del ciego y ambos alcanzaron de forma segura la otra parte del río, siguiendo felices su camino. 

¡Qué bonita la amistad! Me encantan las fábulas, las descubrí gracias a mi padre, que cuando era niña me regaló Fabulas de Esopo, y leía una cada noche… 🙂 esta era una de mis preferidas. ¿Cuáles son las vuestras?

“Si caminas sólo, llegarás más rápido. Si caminas acompañado llegarás más lejos.”

Proverbio chino

El cojo y el ciego
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *