¿Sabíais que ser agradecidos nos hace felices?

¡Muy buenos días! Nos hacemos hueco hoy de una noticia que vimos el otro día, sobre la importancia de la gratitud, y con la que no podemos estar más de acuerdo.

Hay dos clases de gratitud: la condicional y la incondicional. Con la primera nos sentimos bien cuando las cosas salen como esperamos. Como no siempre es así, es una emoción poco duradera. La segunda consiste en una actitud y un hábito de vida, sentirse bien sin que haya ocurrido nada especial; es decir: estar agradecido por todo y al no estar condicionada por ningún otro acontecimiento, esta actitud es la precursora de la felicidad y el éxito personal en la vida.

gracias_gratitud

Vamos a pensar un poco, ¿tenemos en cuenta cuántas personas han contribuido a que este día sea posible? Por ejemplo, ¿cuántas personas han intervenido en la elaboración del desayuno? El agricultor, el granjero, el transportista, el tendero… el sol, la lluvia, el viento, el agua… las manos que lo prepararon…

Por no hablar de  nuestros padres, amigos, profesores, compañeros de trabajo… todos los que han contribuido a que seamos quien somos…

Y si además miramos hacia atrás en el tiempo y repasamos todos los descubrimientos y avances tecnológicos que hacen nuestra vida más cómoda y segura, este sentimiento debería extenderse cientos de años atrás…

Cuando reflexionamos sobre todo ello, cada día se convierte en una sucesión de oportunidades para acordarnos con una sonrisa de personas que han contribuido con mucho o poco a nuestra vida y para sentir el deseo de devolver el favor a las generaciones futuras.

gracias_ser_agradecidos

Los psicólogos Emmons y McCollough estudiaron las consecuencias de la gratitud y acabaron concluyendo que tiene profundos efectos en el bienestar físico y también emocional de las personas. En su estudio analizaron las muchas formas de expresarla, como, por ejemplo:

1.- Con una nota personal.

2.-  Comparándose con gente que tiene problemas graves.

3.-  Dando simplemente las gracias.

4.-  Controlando mentalmente los pensamientos negativos.

Descubrieron que las personas que hacían de esta actitud un hábito de vida se sentían más saludables, más optimistas y más felices con sus vidas. Otros investigadores llegaron a la conclusión de que este hábito mejora las relaciones con las personas, ayuda a superar el estrés y las actitudes negativas, y lo más importante, genera felicidad.

Las personas que se sienten más contentas consiguen una existencia más plena, mejores relaciones, suelen ser más eficaces ante los problemas profesionales y personales. Es decir, “la felicidad da éxito” (y no al revés “el éxito da la felicidad”).

Uno de los hábitos comunes de las personas felices es el de empezar el día dando gracias por pequeñas cosas para generar una actitud positiva para el resto del día.

Basta con celebrar pequeños detalles de la vida, pero no por ello menos valiosos. Hacer una lista mental de razones que merecen ser aplaudidas ayuda a sentirse reconciliado con las que nos hacen más difícil la existencia. En realidad, no importa el objeto, sino la emoción que provoca en nosotros.

Incluso se puede agradecer, ante un problema o una dificultad, el aprendizaje que nos da esa experiencia, aunque al principio nos cueste verlo.

Finalizamos con una palabra que siempre es bien recibida por todos, y es: “Gracias”. Todas nuestras comunicaciones, ya sea hablando, o vía e-mail, whatsapp… con otras personas deberían terminar con ella.

Fuente: elpais.com

¡¡FELIZ SEMANA!! 🙂 🙂 🙂

¿Sabíais que ser agradecidos nos hace felices?
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *