La felicidad aumenta la productividad en la empresa

¿Sabías que diferentes estudios avalan que los trabajadores más felices consiguen una mayor productividad en las empresas? Además, tienen más energía y vitalidad, adaptándose mejor a los cambios.

Gracias a la psicología organizacional, se estudia el comportamiento de las personas en el seno de una empresa, pudiendo detectar problemas que afectan a nivel personal o grupal, mejorando el rendimiento de la compañía. Esta rama de la psicología es muy importante en el ámbito laboral. A continuación te mostramos las principales ventajas de la felicidad de los trabajadores:

La felicidad contribuye a que el talento natural de las personas se incremente. La gente feliz tiene más vitalidad y dinamismo. Gracias a esa energía y ese flujo de talento, se obtiene una mayor eficiencia y productividad.

Ser feliz mejora la relación con los demás. Esto está comprobado en nuestras relaciones personales, siendo aplicable al entorno de trabajo. La felicidad se contagia y tener a gente feliz en la empresa hace que el resto de compañeros se sientan mejor trabajando con esa persona.

Un trabajador feliz está más motivado. La motivación es uno de los motores de la productividad. Una persona feliz puede sacar adelante cualquier proyecto, manejando mejor los riesgos de cualquier situación.

El buen humor abre la mente y con las mentes abiertas es más probable que surjan buenas ideas. Y si tu trabajo depende de la creatividad, entonces primero necesitas ser feliz, para luego poder ser productivo.

Las personas felices se adaptan mejor a los cambios, creando un ambiente propicio para su implementación. Además, su felicidad les permite adoptarlos más rápidamente.

Un trabajador feliz es un trabajador saludable y un promotor de la seguridad en el trabajo. Los accidentes laborales y las enfermedades son unos de los lastres de las empresas. Un trabajador infeliz será más propenso a padecer estrés o a  enfermar.

Alguien que está feliz piensa menos en los posibles errores o equivocaciones y esto le ayuda a no cometerlos.

Un trabajador feliz resuelve problemas. La mayoría de los problemas son solucionables en los primeros estadios. Pero en ocasiones, esto no ocurre debido a que la frustración dificulta los razonamientos necesarios para la resolución de problemas y la toma de decisiones.

Cuando se es feliz en el trabajo, aumenta la capacidad para resolver problemas, así como la creatividad para ofrecer nuevas soluciones.

Una persona feliz no tendrá problemas para aprender todo lo nuevo que pueda surgir y más rápidamente que alguien que no lo es.

Las empresas más innovadoras en este aspecto lo tienen claro, preocupándose por la felicidad de los trabajadores, teniendo en cuenta ciertos aspectos como la escucha continua, la flexibilidad, el respeto por los valores personales o la tolerancia.

 

La felicidad aumenta la productividad en la empresa
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *